Saltar al contenido
Motocross para niños – Minimoteros

Historia Motocross

Historia del Motocross

Como ocurre en otros muchos casos, el origen exacto del motocross no se conoce, existen muchas dudas en torno al mismo, pero prácticamente todas las fuentes coinciden en que tuvo lugar en Holanda, algo que quizá pueda sorprender. Sin embargo, los Países Bajos tienen una increíble tradición motera, la cual se mantiene a día de hoy, celebrándose allí algunos de los principales eventos de las diferentes modalidades de motociclismo.

En cuanto al nombre, ahí sí hay unanimidad en lo que a su origen se refiere. Todo proviene de una carrera clásica a pie o a caballo conocida como Cross Country, la cual se desarrollaba campo a través o bien por senderos y carreteras de tierra. Fue a principios del siglo XX cuando comenzaron a organizarse ediciones de esta carrera en las que las protagonistas eran las motos y fue precisamente de ahí de donde surgió el término ‘motocross’.

Aproximadamente en los años 30 el deporte comenzó a ganar fama internacional y aumentó considerablemente su popularidad. Si tenemos que buscar un punto de Europa al que le debemos, en cierta manera, el auge del motocross ese es Inglaterra. De hecho, allí se disputaron las primeras carreras en torno al año 1906 y allí mismo fue donde esta popularidad de la que hablamos fue creciendo, hasta que se fueron creando diferentes modalidades dentro del cross.

Una evolución que no se ha frenado y que continúa a día de hoy. Y es que todo lo que tenga que ver con el motociclismo no puede ser ni siquiera relacionado con el estatismo.
El primer campeonato de motocross como tal llegó en 1952 de la mano de la Federación Internacional de Motociclismo, que creó un primer europeo, que en el año 1956 pasó a ser campeonato mundial. En ese momento sólo se corría en una categoría, con motos de 500cc, pero pronto se añadió la de 250cc. A partir de ese momento, las evoluciones en los motores y la inversión de las diferentes marcas han ido moldeando los campeonatos, que han ido aumentando y multiplicándose, haciéndose más complejos, más admirados y más variados. Y es que ahora si hablamos de motocross estamos hablando de todo un mundo.